30 abr

CFDI de las nóminas como requisito para la deducción del pago de salarios

  • emite_admin
  • Sin categoría

L.C., E.F. y M.F. Walter Carlos López Morales

Asesor fiscal de planeación fiscal nacional e internacional, y catedrático en el área fiscal de la FCA de la UNAM y de otras instituciones educativas de la Cd. de México; conductor del programa “Frecuencia Tributaria” y autor de diversos artículos en materia fiscal en revistas de alto prestigio.

Contacto:

walterfca@gmail.com

Facebook: Walter López Morales

Twitter: @WLFiscalista

Coautora:

L.C. Ilse Adriana Rivera Zaraut

Asesora en materia fiscal y coautora de artículos en la revista Consultorio Fiscal.

  1. Antecedentes

 Acorde al avance de las nuevas tecnologías, específicamente en el rubro de las telecomunicaciones, las disposiciones fiscales también se han ido reformando en los últimos años de forma constante a fin de facilitar la fiscalización y eficientar los procesos de facturación de las empresas, de tal suerte que hoy en día diversas erogaciones deben contar con el soporte de tener comprobantes fiscales digitales por internet (en adelante CFDI) para la procedencia de su deducción, con independencia de que éstas deban cumplir adicionalmente con otros requisitos de fondo y forma que no se tratarán en el presente artículo.

En ese orden de ideas, para la procedencia de la deducción del pago de salarios, el contribuyente deberá emitir y contar con los CFDI correspondientes, mismos que deberán timbrarse con los requisitos especiales que establece el Servicio de Administración Tributaria (en adelante SAT) en su carácter de autoridad fiscal.

  1. Desarrollo

 

  1. Requisito de las deducciones por pago de salarios

 Conforme al segundo párrafo de la fracción V del artículo 27 de la Ley del Impuesto sobre la Renta (en adelante ISR), los pagos que a la vez sean ingresos en los términos del Capítulo I del Título IV, de la Ley de la materia, o sea los salarios y los pagos asimilados a salarios, éstos se podrán deducir siempre que las erogaciones por concepto de remuneración, las retenciones correspondientes y las deducciones del impuesto local por salarios y, en general, por la prestación de un servicio personal independiente, consten en comprobantes fiscales emitidos en términos del Código Fiscal de la Federación.

Para estos efectos, los CFDI de la nómina deberán cumplir con los requisitos señalados en los artículos 29 y 29-A del Código Fiscal de la Federación (en adelante CFF).

 

  1. Fecha de emisión de los CFDI de nóminas

Según dispone el segundo párrafo de la fracción IV del artículo 29 del CFF, y el artículo 39 de su Reglamento, se deberá remitir al SAT o al proveedor de certificación de CFDI autorizados (en adelante PAC) por dicho órgano desconcentrado, según sea el caso, el CFDI, a más tardar dentro de las veinticuatro horas siguientes a que haya tenido lugar la operación, acto o actividad de la que derivó la obligación de expedirlo.

Con independencia de lo anterior, según la facilidad establecida por la regla 2.7.5.1 de la Resolución Miscelánea Fiscal (en adelante RMF) vigente, los contribuyentes podrán expedir los CFDI por las remuneraciones que cubran a sus trabajadores o a contribuyentes asimilados a salarios, antes de la realización de los pagos correspondientes, o dentro del plazo señalado en función al número de sus trabajadores o asimilados a salarios, posteriores a la realización efectiva de dichos pagos, conforme a lo siguiente:

Número de trabajadores o asimilados a salarios Día hábil
De 1 a 50 3
De 51 a 100 5
De 101 a 300 7
De 301 a 500 9
Más de 500 11

 

Así las cosas, en este caso, considerarán como fecha de expedición y entrega de tales comprobantes fiscales, la fecha en que efectivamente se realizó el pago de dichas remuneraciones.

 Sin embargo, para los contribuyentes que tributen en términos del régimen de las personas morales con fines no lucrativos, también por facilidad establecida por la regla 2.7.5.4 de la RMF vigente, podrán tener por cumplida la obligación de emisión del CFDI de retención al expedirlo de manera anualizada durante el mes de enero del año inmediato siguiente a aquel en que se realizó la retención o pago.

 

  1. Fecha de pago de los salarios vs emisión de los CFDI

Si bien aparentemente la obligación de emitir los CFDI de nómina pudiera considerarse que es de carácter mensual, es necesario señalar que en la práctica los patrones suelen remunerar a sus empleados de forma semanal, catorcenal o quincenal, según sea su necesidad y el tipo de trabajo que le presten de forma subordinada, ya que la Ley Federal del Trabajo así lo dispone en su artículo 88.

En este caso, los contribuyentes que realicen pagos por remuneraciones a sus trabajadores o a contribuyentes asimilados a salarios, correspondientes a periodos menores a un mes, podrán emitir a cada trabajador o a cada contribuyente asimilado un sólo CFDI mensual, dentro del plazo señalado en el rubro anterior  posterior al último día del mes laborado y efectivamente pagado, en cuyo caso se considerará como fecha de expedición y entrega de tal comprobante fiscal la fecha en que se realizó efectivamente el pago correspondiente al último día o periodo laborado dentro del mes por el que se emita el CFDI.

 

  1. Entrega de los CFDI a los trabajadores

En cumplimiento a la obligación establecida en la fracción III del artículo 99 de la Ley del ISR relativa a la expedición y entrega de los CFDI de las nóminas, los contribuyentes entregarán o enviarán a sus trabajadores el CFDI en un archivo con el formato electrónico XML de las remuneraciones cubiertas.

No obstante lo anterior, los contribuyentes que se encuentren imposibilitados para cumplir esta obligación, podrán entregar una representación impresa del CFDI. Dicha representación deberá contener al menos los siguientes datos:

  1. El folio fiscal.
  1. La clave en el RFC del empleador.

III. La clave en el RFC del empleado.

Los contribuyentes que pongan a disposición de sus trabajadores una página o dirección electrónica que les permita obtener la representación impresa del CFDI, tendrán por cumplida la entrega de los mismos.

Lo anterior conforme a la facilidad establecida por la regla 2.7.5.2. de la RMF vigente.

 

  1. Complemento al CFDI de nómina

Los CFDI que se emitan por las remuneraciones que se efectúen por concepto de salarios, asimilados a salarios y en general por la prestación de un servicio personal subordinado, deberán cumplir con el complemento que el SAT publique en su portal, esto establecido por la regla 2.7.5.3 de la RMF.

Estos complementos de nómina en el CFDI comprenderán en términos generales la siguiente información:

  • Régimen de contratación del trabajador (sueldos y salarios, asimilados, miembro de una sociedad, etc.)
  • Catálogo de bancos autorizados (90 instituciones)
  • Riesgo del puesto (Clase de riesgo ante el IMSS)
  • Tipo de percepción (salarios, sueldos, rayas, jornales, etc.).
  • Tipo de deducciones (INFONAVIT, FONACOT, pérdidas, pensiones alimenticias, etc.)
  • Tipo de incapacidad (riesgo de trabajo, enfermedad general o maternidad).

 

  1. Factura fácil

Los siguientes contribuyentes, personas físicas pueden optar por adoptar la facilidad de poder emitir sus CFDI de nóminas directamente en el portal electrónico del SAT, en la aplicación “Mis Cuentas” en el apartado “Factura Fácil”:

  • Quienes tributen en el Régimen de Actividades Primarias (Agapes).
  • Quienes obtengan ingresos por actividades empresariales y profesionales.
  • Que pertenezcan al régimen de incorporación fiscal.
  • Quienes obtengan ingresos por el otorgamiento del uso o goce temporal de bienes inmuebles.

Así como las asociaciones religiosas que tributen en términos del Título III de la LISR.

A estos comprobantes se les deberá incorporar el sello digital del SAT y el complemento correspondiente conforme a lo señalado en el punto 5 del presente artículo.

 

III. Conclusiones

Resulta de gran importancia conocer todos los puntos requeridos por la autoridad fiscal para efectos de emitir un CFDI por pagos a personas físicas por la prestación de un servicio personal subordinado, ya que en una posible revisión por parte de la autoridad puede resultar en la no deducibilidad del principal gasto de todas las organizaciones, la nómina.

El hecho de llevar un adecuado control de los comprobantes que amparan estas erogaciones, puede evitar contingencias graves o en su caso constituir pruebas en materia fiscal, laboral y de seguridad social.

Compartir